miércoles, 13 de febrero de 2013

MARGARITA MUÑOZ VILLALOBOS: PROMOTORA CULTURAL DE TIEMPO COMPLETO





¿Quién es Margarita Muñoz Villalobos?

Una mujer satisfecha de lo que le ha tocado vivir. Nací en Hidalgo del Parral, Chih. El 17 de mayo de 1943. Mi padre José Muñoz-González Betancourt, era originario de Zacatecas,  nació en 1904, en una hacienda porfiriana llamada  Hacienda de Ábrego.  Mi madre, de origen campesino, nació en un pequeño lugar llamado San Martín, en el estado de Durango en 1919, pero está registrada como si hubiera nacido en H. del Parral. Vivió sus primeros años en Ojos Azules, cerca de Satevó y en Belleza, Chih. Mi padre vino a vivir a Chihuahua inmediatamente después de la Revolución, se educó en el  colegio de Don Albino Míreles y trabajó desde edad muy temprana en el ferrocarril. Mi madre fue educada en  el Colegio Progreso  de H. del Parral, Chih., y fue maestra rural durante algunos años en la zona de Balleza.




Yo soy la mayor de 7 hermanos, somos cuatro mujeres incluyéndome; Marta Silvia, Bertha Estela, Leticia Guadalupe y tres hombres; José Manuel, Luis Alberto y Mario Daniel. Durante los años de infancia vivimos en San Luis Potosí, porque mi padre trabajaba en la American Smelting and Refining Co., (antes de que fuera Asarco Mexicana). Ahí realicé mis primeros estudios; kínder en la Escuela Estatal “Niños Héroes” y primaria en los  Colegios Manuel José Othón y Fray Bartolomé de las Casas. Después vinimos a vivir a Chihuahua y entré al Colegio Palmore en donde estudié la secundaria. Luego pasé a la Escuela Preparatoria de la Uach, y posteriormente fui alumna, sucesivamente de la Escuela de Contaduría y Administración de la UACH, en donde estudié Contador Público;  del Instituto Femenino de Chihuahua, en donde hice la carrera de Trabajo Social y de nueva cuenta, de la ya Facultad de Contaduría y Administración de la UACH, para estudiar Administración de Empresas.



¿Cómo es Margarita Muñoz?

Amo a mis hijos y a mi familia y me gusta mucho convivir con ellos, creo que soy  buena madre, hija y hermana.  Soy amiga fiel y solidaria; tenaz, considero que soy trabajadora, creativa y trato de defender las mejores causas. No tolero la mentira, la simulación, el engaño y  la traición. Mi vicio es leer, me agrada mucho viajar, estar con mis amigos, disfrutar de la buena música, del teatro, del cine, disfruto de la buena comida y el vino. Mi estado y mi país, así como la gente con la que convivo, son muy importantes para mí y creo que sufro y me involucro mucho con los problemas que atravesamos y desearía ser partícipe  de un cambio.


UNA VIDA DE TRABAJO

¿Empezaste a trabajar muy joven?

Sí, primero como secretaria, luego como auxiliar de contador y después como contadora. Nunca me gustó esta actividad y mis inquietudes me fueron llevando por otros caminos como ejercer la carrera de Trabajo Social en varias instituciones, entre otras en el Hospital Central.  Fue entonces cuando, poco a poco, fui entrando en el mundo de la cultura y de las artes en Chihuahua, ya que me invitaron como promotora de “Conciertos de Chihuahua” una asociación civil que traía a Chihuahua, espectáculos culturales al entonces Teatro Cine Colonial.

¿Has vivido siempre en Chihuahua?

En 1972 me casé y viví en algunos lugares de la república: Cd. Delicias, Chih., Cd. de México, Villahermosa, Tabasco, Palenque, Chiapas, Guadalajara, Jalisco y  Hermosillo, Sonora. En todos estos lugares  trabajé en actividades muy disímbolas: guía de turistas en Palenque, Chis.,  relaciones públicas en un hotel de Villahermosa, como contadora en una automotriz en Guadalajara, Jal., y como supervisora de cajas en un supermercado en Hermosillo, Son. Volví a Chihuahua a tener a mi hija Sabina en 1973 y me quedé en esta ciudad. Comencé a trabajar de nueva cuenta en el área de contabilidad, ahí permanecí hasta 1977 cuando me divorcié y entré a trabajar en Gobierno del Estado de Chihuahua. En 1981, nació mi segundo hijo Ernesto. Fue una época difícil como madre soltera, pero  para entonces estaba muy encarrilada en el servicio público en donde mi preparación de la Escuela Preparatoria y después de la Licenciatura en Administración, me dio herramientas para desarrollar una amplia gama de actividades hasta 2009, año en el que me jubilé.

¿En que campos profesionales te has desenvuelto?

Como te comentaba, mi formación en la Escuela Preparatoria de la UACH, y después en la Licenciatura en Administración, me llevaron por derroteros insospechados para mí. Durante mis primeros años en el terreno laboral, me dediqué a la contaduría y luego ingresé a Gobierno del Estado a un  programa de microfilmación de archivos. Mi interés por la historia había nacido por mi padre y en este trabajo fue haciéndose más profundo. Clasifiqué archivos históricos del personal del Gobierno del Estado, para ordenarlos y luego microfilmarlos, con el propósito de hacer más expeditos los trámites para el personal  y para las mismas dependencias. Esto me llevó a incursionar por diferentes archivos del Gobierno, sobre todo los que sobrevivieron a los incendios del Palacio de Gobierno y del Teatro de los Héroes (1941 y 1955 respectivamente en donde se perdieron los documentos históricos de 1709 a 1941) y los archivos municipales que son los que guardan la mayor riqueza documental. Así me tocó ordenar algunos archivos históricos, como el de Parral, el de Jiménez, parte del de Cd. Juárez y los pequeños, --sobrevivientes de otras catástrofes,-- como Rosales, Jumiles, Camargo, Delicias, Villa Ahumada, Aquiles Serdán, Aldama, Cd. Cuauhtémoc, Santa Isabel, etc. 
Esta actividad me otorgó un ascenso laboral y pasé a inaugurar el Departamento de Organización y Métodos. En este departamento nos correspondió elaborar los primeros manuales de organización que existieron en Gobierno del Estado. Con la creación del Centro de Información del Estado (CIDECH) pasé a trabajar con el Lic. Ernesto Lugo en una época llena de grandes proyectos. Luego regresé a trabajar a los archivos y transité al Congreso del Estado para organizar y recuperar el archivo histórico del Poder Legislativo, microfilmarlo y sentar las bases del archivo actual. En el Poder Legislativo, trabajé sucesivamente en Biblioteca y Archivo, en Proyectos Especiales y luego estructuré el área de Relaciones Públicas de la que fui jefa por 15 años. 

Margarita Muñoz con el escritor chihuahuense Ignacio Solares

¿Cuándo te empieza a interesar la promoción cultural?

Me jubilé en 2009, después de 32 años de trabajo en Gobierno del Estado. Simultáneamente, en dos periodos distintos, colaboré en el Instituto Chihuahuense de la Cultura, en donde entre otras actividades, me tocó iniciar la publicación de la revista Solar. Paralelamente, me dediqué a la promoción cultural independiente, y mi interés por la historia me llevó a empezar a escribir y a fundar el Centro de Investigación Histórica de Chihuahua, A.C. De ahí transité al periodismo cultural. Trabajé en El Heraldo y en el Diario de Chihuahua y colaboré esporádicamente para diferentes revistas culturales como Cuadernos del Norte, Nawara, Solar, Semanario, Siempre y Fronteras. Este quehacer me llevó a la literatura y empecé a escribir poesía y ensayo. En este tiempo también se constituyo la Fundación Cultural Chihuahua, A.C. y me invitaron a pertenecer al Seminario de Cultura Mexicana, Extensión Chihuahua. Por mi interés en  la literatura,  cursé el post grado “Literatura y Ensayo Hispano Americano del S. XX” en la Facultad de Filosofía y Letras de la UACH.  Este quehacer me ha llevado a obtener las mayores satisfacciones de mi vida, a conocer personas interesantes, a establecer mis amistades más entrañables, a viajar por diferentes regiones de mi estado y de mi país.


PROMOTORA CULTURAL POR CONVICCIÓN

 ¿Cuál  de las actividades que realizas te reporta más satisfacción?

Creo que la cultura, el arte, la literatura--que considero las más altas expresiones del espíritu humano--, convierten a las personas que entran en contacto con estas, en mejores seres humanos. Este acercamiento permite evolucionar, crecer como personas. Entonces esto se ha convertido en el objetivo de mi vida: difundir el arte, la creación artística, principalmente de las mujeres y propiciar que un mayor número de personas entren en contacto con sus manifestaciones.

¿Es difícil la promoción cultural?

El trabajo en la promoción de la cultura es arduo, difícil, pero muy importante y a fin de cuentas, a pesar de los pesares, muy gratificante. Siempre he creído que la  educación y la difusión cultural son el más efectivo antídoto  para erradicar la violencia. La cultura es, como diría la muy trillada frase refiriéndose a la poesía, “un arma cargada de futuro”. Hacia este fin debemos enfocar nuestro trabajo. Por cada peso que se invierte en educación y en la difusión de la cultura, hay un arma menos en las calles. Los recortes presupuestales a la cultura, han sido errores gravísimos que estamos pagando a cada momento. 

El valor de la cultura es un factor clave para el desarrollo del individuo y de las sociedades. Debemos luchar por convertir las actividades culturales en proyectos autofinanciables utilizando las nuevas tecnologías para difundir el arte y la cultura y cultivar los “mecenazgos”. En los países europeos y en Australia, ya se habla de industrias culturales y están insertas en contextos mercantiles. Creo que la actividad cultural es capaz de generar riqueza, sobre todo ahora que existen tantos mecanismos de difusión. En este sentido, una película, un libro o un disco compacto no son solo mercancías, son también vehículos para el desarrollo de la imaginación y la creatividad, bases para la innovación social y tecnológica. Estos bienes integran comunidades y son parte del imaginario colectivo y debemos promover leyes   orientadas  a apoyar financiera, informativa y técnicamente a empresas en gestación de cine, música, artesanías o televisión.  El acceso y la creación cultural son factores que contribuyen  al desarrollo pleno de los ciudadanos, a la vez que facilitan nuestra inserción en la sociedad de la información y ofrecen modelos alternativos a economías como la nuestra.


¿Qué has hecho como promotora cultural?

En 1996 organicé, el Primer Encuentro Estatal de Mujeres Poetas en Cd. Cuauhtémoc, Chih., dentro del Festival de las Tres Culturas, tarea que me tocó compartir con Lilly Blake  y Dolores Guadarrama, así como con Héctor Sánchez Villalobos. A partir de entonces he participado (y en ocasiones colaborado en la organización) en los 9 Encuentros Internacionales de Poetas realizados en Ciudad Juárez, Chih. He participado  en los Festivales de Poesía de Mujer “Alzando la Voz” en Ciudad Juárez, Chih., en el III Coloquio de Literatura Femenina a invitación de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (1999), en el Encuentro Binacional de Poetas, “Poesía sin Fronteras” en el Condado de Río Arriba, Nuevo México, EUA (2002); en el IV Coloquio de Literatura Femenina por invitación de la Universidad de Sul Ross en Alpine, Texas, EUA (2003). 

También he sido partícipe en los Encuentros Internacionales de Mujeres Poetas en el País de las Nubes en el Estado de Oaxaca por espacio de diez años siendo nombrada por el Ayuntamiento de la Ciudad de Oaxaca Visitante Distinguida, así como en los Encuentros de Mujeres Poetas en Huejuquilla “Al Filo del Poema”, realizados  en Ciudad Jiménez, Chih., y en los Encuentros  Internacionales de Poetas realizados  en  Cd. Delicias, Chih. También he participado en los Encuentros Internacionales de Escritores “Las Horas de Junio” Tributo a Ernesto Cardenal  2007, Tributo a Víctor Hugo Rascón Banda 2008 y Tributo a Carlos Monsiváis 2009. He sido invitada a leer poesía en recitales realizados en el Palacio de Bellas Artes en la Ciudad de México, D.F.  en seis ocasiones.  Becaria de PACMYC en 2008, en abril de 2009 fui invitada al Encuentro de Mujeres Poetas en Tempe, Arizona. En julio del mismo año participé en el ciclo Mujeres de Palabra y en agosto de 2011 en el Primer Encuentro de Mujeres Poetas en el Valle de Tangamanga,  ambos en San Luis Potosí.


COORDINADORA GENERAL DEL COLECTIVO DE MUJERES 
EN LA CULTURA

¿Qué es el Colectivo de Mujeres en la Cultura?

Actualmente estoy jubilada y trabajo en la promoción cultural independiente;  sigo escribiendo y publicando. A fines del 2009, en coordinación con un grupo de mujeres, todas promotoras culturales, se constituyó el Colectivo de Mujeres en la Cultura. Este colectivo está formado por mujeres creadoras del estado de Chihuahua de formación y disciplinas diferentes (escritoras, pintoras, fotógrafas, periodistas, bailarinas, músicas, abogadas, educadoras, etc., etc.) fue constituido con el propósito de visibilizar a las mujeres artistas del estado a través de actividades como exposiciones, conferencias, ciclos culturales, presentaciones de libros, y muchas más, mismas que han tenido un impacto importante y nos han permitido trascender las fronteras del Estado; pienso que esta es la actividad que me ha reportado y me reporta mayores satisfacciones. 

En este momento funjo como Coordinadora General del Colectivo Mujeres en la Cultura, en donde he tenido la oportunidad de formar parte  de un exitoso equipo de trabajo, dando fruto en  un abanico muy amplio de actividades, realizando en Marzo de 2010 el Primer Encuentro de Mujeres en la Cultura y en Marzo de 2011 el Segundo Encuentro Mujeres en la Cultura, “Desde la Mirada del Otro”.

                             Margarita Muñoz con las poetas Arminé Arjona, Maricela Duarte y Juana Ma. Naranjo

¿Tienes libros publicados?

He publicado las plaquetas Nada más el desierto (Onomatopeya Editores, Chihuahua, 1995); En la estación del viento (Tinta del Alcatraz, Colección La Hoja Murmurante, Edo. de México, 1999); Poema Circular (Editorial Chihuahua Arde Editoras, Chihuahua, 2005); A las Orillas del Olvido (Editorial Chihuahua Arde Editoras, Chihuahua, 2005); Geografías (Ediciones Red Planetaria de Mujeres Poetas, Colección Mariposa. Chihuahua. 2009, Ed. Publicorp).

He participado también en algunas publicaciones colectivas: Químicamente puras, Peces ciegos, y Poco a poquito (Onomatopeya Editores, Chihuahua, 1997); Antología de Mujeres Poetas en el País de las Nubes, (Editorial La Hija del Ahuizote, 1998); Mujeres Poetas en el País de las Nubes, Antología (Ediciones  La Cuadrilla de la Langosta, 2002). Aparezco  en la edición bilingüe, español-portugués Cuenta Gotas de la Editorial Abrace 2003, en Montevideo, Uruguay, “Ires y Venires: la frontera en la poesía”, Memoria del VI Encuentro  de Poetas en Cd. Juárez, Chih., (Chihuahua Arde Editoras, 2003);  en Canto a una Ciudad en el Desierto, Encuentros de Poetas en Cd. Juárez 1998-2002, (Ediciones La Cuadrilla de la Langosta, México 2004), en Ecografías Septentrional, (Editorial Chihuahua Arde Editoras, Chihuahua, 2005), Mujeres Poetas en el País de las Nubes, (Colección Vidzú del Centro de Estudios de la Mixteca, 2005) y en la Antología del Primer Encuentro Internacional de Poetas de Cd. Delicias, Chih. (Chihuahua Arde Editoras, 2006), Voces sin fronteras, Cuentos Relatos y Poemas, Antología, Editions “Alondras”, Montreal 2006, Palabras en el Mundo, Memoria del Segundo Encuentro  Internacional de Poetas en Cd. Delicias, Chih., (Chihuahua Arde Editoras, 2007); Agualluvia de Letras” Poesía femenina chihuahuense 1930-1980 de Federico Corral Vallejo, (Tintanueva Ediciones, México, 2008),  “Hechiceras de la Palabra” Memoria del XVII Encuentro de Mujeres Poetas en el País de las Nubes, Centro de Estudios de la Mixteca, 2009 la cual también prologué. 

Estoy antologada en el Anuario “Paisajes Interiores” Memoria del XVIII Encuentro de Mujeres Poetas en el País de las Nubes, en la Memoria del Quinto Encuentro de Mujeres Poetas en Huejuquilla “Al Filo del Poema” y Primer Encuentro de Mujeres Poetas del Noreste. Participé en la antología  500 años de poesía femenina en México”, editada por el Estado de México con motivo del Bicentenario, próxima a publicarse.

Durante unos años, estuvo en internet una página de poesía de mujeres chihuahuenses, “Tlapali” coordinada por Pedro Treviño, en la cual apareció como introducción a la página mi ensayo  “Literatura Femenina en Chihuahua durante el siglo XX; un vistazo a vuelo de pájaro” También se publicó en ella mi trabajo poético.


UNA MUJER DE SU TIEMPO

¿Cuál es tu principal preocupación en la problemática mundial actual?

Esta respuesta está íntimamente ligada a la anterior, creo que las respuestas a mis preocupaciones están ahí; puedo mencionar que me intranquiliza la violencia y como los jóvenes se están viendo arrastrados a ella, entre otras cosas,  por medio de estas tecnologías que deberían estar al servicio de la difusión de la cultura y de la creatividad. Me preocupa la falta de información que sufrimos por la manipulación de los medios y el hecho de que no se inviertan más recursos a la educación. Los medios masivos de comunicación están muy ansiosos en hacer llegar la información a la gente para mantenerla enajenada, incapaz de pensar y actuar, imposibilitándola para cambiar la situación que impera en este país. Me alarma la acumulación de la riqueza en pocas e inescrupulosas manos, mientras la mayor parte de nuestra población sufre de tantas limitaciones, sin acceso a los servicios básicos y muchas veces con hambre.

Margarita me gustaría saber si tienes algún proyecto en puerta.

Quisiera continuar escribiendo. Tengo tres escritos por publicar y pretendo seguir formando parte del Colectivo Mujeres en la Cultura y materializar los proyectos que hay en el grupo.

¿Para concluir, hay algo que te gustaría agregar?

He transitado por todos los estados civiles de la mujer; soltera, casada, divorciada, viuda, madre soltera. Mis hijos, Sabina y Ernesto, son mi mayor orgullo, son seres maravillosos, buenos hijos, trabajadores y como mamá cuerva que soy, guapísimos. Estoy también muy orgullosa de mis seis hermanos y de mis sobrinos, la mayor parte de ellos talentosos, comprometidos con su país y sus responsabilidades laborales y sociales.  Mi padre falleció en 1994 y mi madre vive conmigo, tiene 92 años y goza de buena salud física, no así mental ya que está senil desde hace 5 años. Uno de los mayores tesoros con los que cuento, son mis amigas. Amistad que se ha venido tejiendo en torno a la poesía y forjando alrededor de mi quehacer en favor de la cultura y las artes.


Muchas gracias Margarita por tu tiempo y tu generosidad para esta entrevista.


MUESTRA POÉTICA DE MARGARITA MUÑOZ


Samalayuca

El viento me trae tu nombre
Cenizas entre las caracolas
Marcas de tus pisadas en la arena
Mar de ausencias en la oquedad de las dunas

Esta noche sin luna
Los médanos anidan mis palabras
Que se mecen en un vaivén de llantos y de risas
En un lecho teñido de nostalgia

La luz del alba se desgrana lentamente
El temblor de tu recuerdo me recorre la piel
y despierto con el corazón desleído por tu ausencia

Entre los vestigios horadados por el viento
Se perdieron todos los caminos
Si vuelves ya no podré reconocerte

         Mañana habrá cambiado el mapa del desierto



Sombras

Se ha desgajado otro día
Insomnio
                   la noche me muestra su  cara

Enciendo un cigarrillo

En la vigilia  contemplo mi vida
Con el asombro que reservamos para lo extraño

Soy un antes y un después
Estela de viento         huella en el polvo
Reflejo en el cristal de la ventana


Es mi remedo…

tocará lo que no ha sido tocado

Tiemblo de frío
Pienso en mi  soledad


Posiblemente ha de viajar conmigo todo el día



Revelación

Desarmando la maquinaria de mis sueños
Desde  las profundidades del abismo
Debo encontrar  suficiente  luz para existir

Cruzo el umbral de las dimensiones
Penetro a hurtadillas en el memorioso laberinto
                  de mi silencio

Beber de mi alma
Para gestar mí fe  desde el origen

Beber del sol
Para apagar la oscuridad de mi alma

Símbolos colgando en el negro vacío
                   
Remolino de alas         Delirio
Preguntas  y deseos
                 
Para teñir  de azul  la madrugada
                  Desde las  fauces de la luna llena







© Margarita Muñoz
© Carmen Amato




domingo, 3 de febrero de 2013

ENTRE UN DON DE DIOS Y LA GENÉTICA: ZAIRA GONZÁLEZ JOHNSON




 Zaira González de Johnson, tiene 27 años nació en El Paso, Texas, y a ha vivido en Juárez y El Paso casi toda su vida. Está casada hace algunos meses y se define como una persona muy feliz.

¿Y a qué debes tu felicidad Zaira?
¿Mi felicidad? Yo creo que la felicidad es una actitud del corazón.  Aunque a veces tenemos problemas y no siempre las cosas son como quisiéramos yo creo que es algo interno que una decide ser feliz, a pesar de. ¿No?  Yo creo que eso es la felicidad. Una actitud del corazón. Es un regalo de Dios que decidí tomar.

¿Dónde estudiaste? ¿Qué estudiaste?
Cuando tenía 18 años, me fui a estudiar a la ciudad de Dallas, Texas, y entré a un Instituto Bíblico que se llama Cristo para las naciones; es una escuela de teología práctica y también allí estudié música. Después de que me gradué de esa escuela, regresé a University of Texas at El Paso (UTEP) a estudiar un semestre de ópera,  luego encontré mi escuela ideal en Hollywood, California y allí estudié en Musicians Institute y tomé una carrera de interpretación vocal.

¿Por qué teología práctica?
Porque es una carrera de dos años y porque entras en práctica al campo misionero, Es enfocada en personas que quieren preparase para ser ministros. Había personas de todas las naciones del mundo que iban allí para ser misioneros, maestros en las iglesias, pastores o aún ministros de lo que se conoce como música  de alabanza y adoración. Aprendes lo espiritual y también lo práctico. Cada año se hacen viajes misioneros a todo el mundo, en estos vas a poner manos a la obra!

Cuando saliste de la escuela, supe que hiciste un viaje misionero, cuéntame algo de eso por favor.
Sí. Después del viaje de graduación del instituto bíblico nos fuimos a Europa. Éramos un grupo de diez y ocho o veinte jóvenes y fuimos a aplicar de alguna manera los principos de la Biblia, a compartir con otras personas en otra parte del mundo, con otra cultura. Es muy diferente en cada lugar, cada lugar tiene su historia, sus raíces, sus creencias y su perspectiva del mundo. El viaje incluyó Italia, España, Grecia y Francia. Se requería de gran coordinación y trabajo en equipo para movernos los diez y ocho al mismo tiempo. El transporte fue casi como dominar algún deporte, con maletas y los metros, ferris, escaleras, etc. Cada minuto contaba. En cada ciudad que visitamos teníamos algún contacto que nos guíaba. Algunas de las actividades que hacíamos incluían, cortas representaciones teatrales, música, y como extranjeros muy fácil se acercaba la gente para platicar y a final dejabamos la semillita. El objetivo era mostrar el amor de Dios a través de actos de servicio tan sencillos. Uno de mis roles en este viaje era el de líderear los momentos de música- De los países que visitamos el que más me gustó fué Italia- Yo tenía muchas ganas y mucha expectativa de ir a ese lugar, por el trasfondo de mi familia, de la familia Amato y siempre era como que yo tenía parte de esa sangre y me emocionaba muchísimo. De adolescente empezé a soñar con ir a Italia y  sucedió pronto.

¿Y conociste a alguien interesante en ese lugar, en ese tiempo?
Sí, hice algunos amigos, de hecho todavía tengo  contacto con un par de ellos por Internet.  Estudié un poco de italiano antes de ir a éste viaje, y aprovechaba cada oportunidad para decir mis dos que tres frasecillas! Una noche me animé ha dar un saludo largo en micrófono, fue gracioso pero funcionó!  Me gustaba platicar de mi herencia italiana y una vez pregunte a alguien en una iglesia si conocían alguien de apellido Amato. Para mutua sorpresa había un Amato - me emocioné mucho. Me lo presentaron y lo saludé. Le dije, yo vivo en México y me apellido así.

Tenías más o menos 18 años cuando hiciste ese viaje, y desde entonces a este tiempo ¿qué ha pasado?
Después, regresé a El Paso a estudiar música, pero no era exactamente la carrera de ópera la que yo quería escoger, se me hace muy interesante también, pero no era lo que yo quería.


¿Qué querías?
Música contemporánea, cantar diferentes estilos. Son diferentes técnicas.  Entré a UTEP y estuve un semestre, la verdad no fué una experiencia muy buena porque me tocó un maestro medio mala onda , me ponía muy tensa y no disfrutaba cantar. Realmente desde el principio sabía que quería estar en otro lugar, pero no quería  desaprovechar el tiempo antes de encontrar el lugar a donde quería ir. Me esforcé y no niego que aprendí bastantes cosas. Después de unas semanas encontré una escuela en Hollywood, CA. Era una escuela donde te pedían que llevaras tu micrófono, cable, grabadora para tus clases, etc. y me agradó!,  Se me hizo una escuela muy diferente a las que había conocido hasta entonces. Mis papás me apoyaron, solicité entrar y me aceptaron, Me fuí sin conocer absolutamente a nadie en Los Ángeles. Gracias a un amigo de mi hermano mayor que vivía allá fue que conocí a una cantante y un productor que eran esposos y me invitaron a vivir en una casita en el patio de atrás de su casa, era como suite. Ese fue mi primer departamento. Así no fué tan dramático vivir  sola en un departamento en una ciudad tan grande y sin conocer a nadie. Ellos allí me adoptaron como su hermanita!
La escuela me encantó desde la primera vez, me gustó muchísimo. Se me hacia bien padre ir con un micrófono en mi mochila! Cada semana debía cantar frente a maestros y compañeros para recibir crítica e instrucción en cada estilo. En ocaciones era muy duro cuando pasabas horas preparándote para recibir la crítica que no esperabas. Pero fue una gran experiencia de aprendizaje, desde lo más técnico hasta como maquillarte para el escenario.
La escuela fue una gran parte de mi experiencia en Los Ángeles; y la otra parte fué convivir con éste matrimonio. Él es productor y tiene muchos años trabajando en la industria. Ella es cantante desde hace mucho tiempo, ella fué corista de Luis Miguel, ha grabado con muchísimos artistas como corista. De alguna manera los considero mis mentores en esta época de mi vida. Me invitaron a trabajar en diversas producciones. En una ocasiónla tuve la oportunidad de estar en una sesión de  grabación para el disco de ella, se llama Paulina Aguirre, y grabó un dueto con Armando Manzanero. Estuve en el estudio con ellos mientras grababan,  después me invitaron a comer con ellos. En otra ocasión, Pablo –así se llama él- le estaba haciendo una producción a El Buki y me invitaron para hacer unos coros, estaba en uno de los mejores estudios en Los Ángeles. Y así me tocaron muchas experiencias con ellos. Una vez, yo no sabia ni quien era ésta persona, pero nomás sabia que era un corista, entonces mi amiga me llevó a la casa de este corista, la acompañé a la casa de él en  Beverly Hills. Me sorprendía al entrar y ver el estudio que tenía en su casa, llena de fotos con artistas como, Luis Miguel, Celine Dion, con Christina Aguilera, etc. Tenía varios Grammys. Unas semanas después grabé junto a él y otros coritstas para el proyecto de Paulina.  En varias ocasiones me codeaba con los “picudos”….


¿Y quién era ese corista?
Él se llama Kenny O’Bryan y ha sido entrenador vocal para muchos cantantes ya por muchos años. Entonces te digo, una parte era la escuela, iba a la escuela, aprendía a cantar, me enseñaban notas, me criticaban, y al mismo tiempo me iba una que otra vez a algún estudio padrísimo. Siempre había un artista bien conocido grabando su disco allí, entonces me estaba rozando con peces gordos (risas) de la industria. Cada oportunidad, te digo, fueron una experiencia de aprendizaje. Las absorbía como una esponja porque yo iba con la mentalidad de aprender, y creo que sí aprendí mucho!

¿Y cuándo o desde cuándo supiste que ibas a ser cantante o que querías ser cantante?
Desde niña, desde niñita me gustó y yo recuerdo mucho que siempre estaba cantando, mis cantantes favoritas eran Whitney Houston y Mariah Carey. Como a los 15 años me regalaron un disco de cada una, casi los rallo de tanto que los oía y yo cantaba encima de sus voces, agarraba mi cepillo de micrófono y todo. Ya de adolescente era un sueño que dije no, no lo voy a dejar ir para nada. Y desde esa edad me involucré en los coros y en el grupo de la iglesia, y empecé a cantar, de alguna forma estaba constantemente cantando.



Una vez dijiste que ibas a ser escritora, cantante y misionera ¿Qué hay de eso?
Pues yo creo que escritora sí me gustaría ser pero siento que estoy en un proceso todavía.

Pero estás componiendo canciones ahora ¿no?
Sí y de hecho como que no quisiera siempre cantar cosas que otras personas escribieron, quiero cantar lo que deseo decir; y también poder escribir para otros cantantes. Tengo un sueño de que algún día voy a poder escribir un libro de… es lo que estoy tratando de descubrir ahorita, de qué, pero si me gustaría escribir, seguir cantando y lo de la parte de misionera, pues a lo mejor no de tiempo completo, pero sí constantemente hacer viajes misioneros.

¿Has grabado algún disco?
Sí, tengo una grabación que salió en el 2008,  se llama “No nos parece”, y es mi primera grabación como solista, es música cristiana, música en estilos pop, es muy juvenil.


¿Y qué tal te fue con ese disco?
Pues yo creo que me ha ido bien, requiere de mucho trabajo como cualquier otro proyecto. Considero que la mayor ganancia o el mayor éxito de ese proyecto ha sido lo que he podido aprender, como experiencia personal para crecer. Yo creo que en todo lo que realizas hay que voltear atrás y ver las cosas que te gustan y las que no, cómo las hiciste y las que harías diferente para  mejorar, y me ha gustado mucho esa experiencia porque de alguna manera me ha ido enfocando más hacia lo que quiero. Me ha ayudado a ir puliendo mis pensamientos, la forma en que me quiero expresar cuando escribo las canciones y a pobra lo que funciona merjo. Una de las cosas que aprendí es a apoyarme en las ideas de los demás para mejorar la forma de expresar esa idea, entre más cabezas mejor, y todo ha sido una experiencia muy padre. He viajado, ahora no tanto, pero en el principio sí hice un poco más de viajes y presentaciones y creo que en todos los lugares me ha ido bien. A la gente le ha gustado lo que hago y la verdad es que siempre he escuchado buenos comentarios. Ahorita estoy en una etapa de preparación para mi siguiente proyecto y espero que sea mucho mejor que el anterior. Pero estoy satisfecha de lo que hice en aquel tiempo porque yo sé que di mi cien por ciento y también hice lo que yo creí que era lo mejor.

¿Y actualmente a qué te dedicas?
Además de estar trabajando en mi segunda grabación, actualmente doy clases privadas de canto. Por otra parte trabajo con las voces del coro de la iglesia. Canto regularmente los domingos en la iglesia. También hago grabaciones de voces de fondo para proyectos de diferentes artistas. Me involucro en los proyectos de otros como compositora. Estoy enfocada en la música dependiendo del proyecto que tenga en el momento.

Sé que tienes poco de casada,  ustedes como esposos ¿tienen proyectos en común o cada uno lo suyo?
Pues, todavía nos estamos conociendo, pero yo creo que sí hacemos química por que creo que entendemos el trabajo de cada quien. Él se dedica a la producción y es músico, a mi me gusta estar en el estudio y componer. Entendemos cuando se trabaja en estudio, las horas que requiere y a veces te tienes que salir de tu horario. Entendemos que es necesario tener una disciplina  de práctica en nuestro instrumento. Se me hace muy padre que puedo aprender muchas cosas de él y que tengo a alguien inmediato a quien preguntarle.

¿Qué se siente vivir en, dentro, por y para la música?, porque me dices que tu hermano y tu esposo son productores y te mueves en un ambiente musical, ¿qué significa para ti eso?
Pues no sé, para mí es normal, para mí sería raro no estar haciendo eso, ya son
unos once años que estoy en lo que me gusta. Es lo que veo como diversión, como pasión, como ministerio, como trabajo, como lo profesional, entonces  abarca todo, me gusta mucho, lo disfruto. No niego que a veces es cansado y la parte tediosa de estar con un disciplina y estar practicando, pero pues es todo, es mi vida, es todos los días.

¿Cómo definirías la música en tu vida?.
Pues yo creo que la música en mi vida no es lo más importante, la parte más importante en mi vida es mi relación con Dios primero, y mientras eso está bien, entonces todo lo demás va a estar bien. La música es una parte esencial, eso sí, pero una vez alguien me preguntó lo mismo y se sorprendió un poco que no dijera que la música era mi pasión porque le dije tal vez, quién sabe, yo no puedo saber si un día me es quitado eso por alguna razón, por algún accidente, tú no puedes saber lo que va a venir en el futuro, entonces mi pasión primero tiene que ser esta comunión, este amor por Dios con la música o sin la música y mientras Dios me deje disfrutarlo y seguir avanzando y seguir siendo mejor, voy a estar bien entonces es importante pero no es lo más importante.


 ¿Cuándo estás cantando qué sientes?
Cuando estoy cantando estoy tratando de concentrarme cien por ciento en las palabras que estoy diciendo, para poder transmitir esa emoción, ese sentimiento. Si la canción es muy llena de fuerza o de energía, entonces trato de estar de esa manera, o sea, que mi cuerpo y todo esté conectado; si el momento es dulce hacer tal vez una voz suave; siempre quiero estar transmitiendo lo que estoy cantando y sensible al momento de lo que sea, ya sea una presentación, un concierto, si estoy en un momento en la iglesia. El punto importante es transmitir en una canción.

¿Cuál es tu próximo proyecto?
Ahora estoy trabajando en el material que va a ser para el próximo proyecto de grabación, estoy definiendo cómo va a ser el estilo, puliendo letras y canciones que estoy escribiendo, en eso es en lo que estoy enfocada ahorita, en escribir canciones ya que tengo mis épocas de estar muy inspirada y otros donde a veces pasan días y no sale nada, pero quiero ser paciente con este próximo proyecto porque no quiero que sea algo apresurado o forzado, quiero darle el tiempo que necesita para nacer.

Ya para concluir ¿de dónde crees que te viene eso de la música?
Pues yo creo que viene de genética, lo veo en mi familia, hay  muchs artistas. Pintores, bailarines, músicos, poetas, productores, etc. Es una herencia y también un don que Dios me dio. A mi me dio la voz. Genética y regalo.

sábado, 2 de febrero de 2013

II PARTE: UNA EXPERIENCIA EN ASIA:


Continuamos con la segunda parte de la entrevista "Una experiencia en Asia" realizada a Estefanía Amato Barraza.  Disfrútela!.




SEGUNDA PARTE

Y en cuestión de ropa ¿Usaban ropa moderna o algo típico del lugar?
Ya ves que casi toda la ropa dice "Made in Taiwan", en Taipei hay muchos mercados, muchisísisisimos mercados, y la ropa era muy barata, las blusas te costaban 3, 4, 5 dólares. La moneda de allá es el dólar taiwanes.

¿Cuál es el equivalente?
Un dólar americano son 33 dólares taiwaneses, es muy barato para vivir, o para sobrevivir porque para tener una casa es muy caro, los espacios son muy reducidos, pero la ropa la vendían muy barata. Yo creo que de allí es de donde sacan toda la moda, de allí se exportan a todo el mundo las telas, la ropa y los estilos que van a salir. Cuando llegué aquí, le comenté a mi mamá que había blusas que yo había visto en Taiwan, nada más que cuando llegan a Estados Unidos o a cualquier otro país, les ponen una etiqueta que dice: Golce y ya te cuesta 60 dólares; o que diga X marca y ya te va a costar 80 dólares, siendo que en Taiwán te costaba 3. Entonces, era muy barato comprar ropa allá. 
Y la ropa tradicional la usamos nada más en la ceremonia que te digo de la edaden la que los jóvenes estaban vestidos tradicionalmente. Las mamás sí se vestían para las cenas y para eventos importantes con blusas muy tradicionales pero ya muy adaptadas a estos años, no eran así como vestidos largos o como kimonos. Los kimonos son de Japón, pero más o menos era ese estilo, con cuellitos así cortitos, no sé, y colores rojo y rosa casi siempre.


Los niños ¿a qué juegan? ¿Cuáles son sus juegos?

 ¡Ah, eso está muy padre! Porque como yo decía, bueno estoy en Taiwán, estoy del otro lado del mundo,no va a haber nada parecido con mi cultura, con México. Entonces cuando llegué yo veía a los niños en las calles jugando los juegos de manos que hacemos aquí, los mismos juegos pero en chino: los seis seis seis, las escondidas, decían los mismos chistes que yo digo en español pero ellos los decían en chino; las mismas canciones, ellos tenían todo en chino. 
Has de cuenta que voltée a México y les hacía a todos los ojos así para que se les hicieran chinitos.  Era lo mismo, lo mismo, lo mismo, y los mismos juegos, como que, yo creo que todo el mundo es lo mismo pero con diferentes personas, no sé.   Y, otra cosa, los jóvenes aquí en México en la prepa casi todos traen novia y andan de la mano y se dan besitos. Allá era muy raro que yo viera un hombre y una mujer de la mano en la escuela. Como que son muy… no sé, yo nunca ví a mis papás por ejemplo darse un beso y agarrarse de la mano… eso era muy extraño. Los muchachos de mi edad se llevaban como yo me llevaba en tercero de kinder con los niños, como ¡Ay, fúchila, niños! ¡Ay, no te me acerques! Las niñas juegan a las Barbies y los niños juegan a los carritos, haz de cuenta, como que en eso estaban un poco atrasados para nosotros.

Y, entonces si son tan retraídos ¿Cómo son las relaciones entre los jóvenes?

¿Sabes qué? Yo creo que el factor que hace que no haya tanta relación entre jóvenes, entre muchachos y muchachas en la prepa es la educación, porque todo mundo está tan metido, la prepa es como la cúspide de la educación. Tienes que echarle todas las ganas y estar siempre estudiando porque si no, no entras a la universidad, ya no tienes futuro. Como te digo, en la preparatoria tienes que estar centrado totalmente en la educación, en estar estudiando, por eso los papás como que no te dejan y te tienen tan, tan allí en la escuela. Yo iba de 8 a 5 a la escuela, pero los demás estudiantes iban de 8 a 5, comían de 5 a 6 y luego regresaban a la escuela hasta la noche, de lunes a viernes, y los sábados iban toda la mañana y si podían iban toda la tarde y domingos también. Era estar estudiando, estudiando, estudiando, estudiando. Entonces no había tanto tiempo para tener una relación con alguien.

¿Hay madres solteras? ¿Hay un limite para tener hijos?
No supe nada de límite de hijos, creo que eso es en China, no tanto en Taiwán, pero sí supe que  si eras menor de edad y te embarazabas casi siempre abortabas por que tus papás no te dejaban tener a tu hijo. Abortas o no te embarazas,

¿Está permitido el aborto
No sé si esta permitido pero tenía tres compañeras de clase que me habían dicho que habían abortado porque sus papás no las habían dejado tener a sus hijos. Y de la edad de casarse no sabría decirte, yo fui a tres bodas pero de edades 25, 26, normales.

¿Y cómo viven la sexualidad?
Te dije ahorita que eran el país con más homosexualidad en el mundo, porque había muchos gays en mi escuela y muchas lesbianas. En mi escuela eran demasiado, se cortaban mucho el cabello y tenían novia, entonces era incómodo estar en la escuela porque en el salón éramos 50 alumnos, eran 25 hombres, 10 niñãs y 15 lesbianas. 

¿Y la actitud de los maestros ante eso cómo era?
No les decían nada, en la escuela te dabas cuenta porque las niñas usan un uniforme rosa y los hombres usan un uniforme azul, entonces así los diferencian, pero veías a niñas con vestido, a niños con vestido, haz de cuenta, por su forma de actuar y se volteaban y se ponían vendas y cosas asi muy extrañas, muy diferentes. Eso es en la prepa, ya cuando pasan a la universidad es un gran cambio, como que allí ya entraste a la universidad y te liberas, o no sé por qué la gente cambia tanto, por que ya en la universidad ya veías muchas parejas, como que es un cambio muy fuerte de la prepa a la uni.

¿Hay competencia para trabajo o si hay oportunidades?
Mucha gente de Taiwán, después de que estudiaron, salen de la universidad y se van a Estados Unidos, ¿por qué?, no sé, no sé mucho de eso del trabajo, porque como yo estaba en la preparatoria, no tenía mucha relación con universitarios.



¿Qué estudian, que materias llevan?
Los que yo conocí que eran universitarios eran maestros la mayoría, había muchos maestros que querían estudiar, maestros para enseñar chino más bien y se iban a enseñar chino a otras partes del mundo. Mi papá era una persona muy cómica, y él estudió para trabajar en la radio y era comiquísimo, era de esas personas que llegan a las fiestas y todo mundo los saluda y le hacen chistes. ¡Hey, hola cómo estás, cuéntanos un chiste!  Y era bien cómico, y mi mamá era más tímida, pero mi papá estudió para la radio y después se dedicó a los bienes raíces y tenía tres compañías de bienes raíces.


¿Qué es lo que más te gustaba de la ciudad?
Lo qué más me gustaba era andarme moviendo en el metro, caminando, o en el camión. Te digo, yo vivía en el centro, entonces era lo más histórico, lo más bonito. Casi siempre el centro es donde más se guarda la historia de la ciudad donde vives. Entonces yo me iba a correr al parque gigantesco, caminaba un chorro. Mira aquí en Juárez me puedes decir que me vaya a tal calle y no voy a saber, pero allá yo agarré un mapita y dije, bueno todo lo que va del año voy a recorrer todas las estaciones del metro, entonces los sábados en la mañana me salía de la casa a las 8 de la mañana y me iba caminando, me subía al metro y me iba hasta la última estación, luego me bajaba. No me iba muy lejos porque me podía perder y ya ahí sí ni cómo llegar; pero si trataba de recorrer más o menos el área de cada estación, a veces caminaba de estación en estación, también nos movíamos en taxi, en el camión, en bicicleta, etc. 

¿Volaste papalotes?
Sí, fuimos a, a una playa con mi familia y estuvimos ahí volando papalotes, muy padre. Eran como esos papalotes chinos que se ven en las fotos, grandototes como dragones, y luego otros como rombos, no eran tan sencillos como los de aquí, pero muy padre también, se veían muy bonitos



¿Manejaste?
No, hay reglas en el intercambio que no puedes romper porque si no te regresan a tu país, y son: no manejar, por que te estás metiendo en un gran peligro, aun si sabes manejar, no importa porque no conoces las reglas de tránsito de ese país; no conoces la velocidad con que manejan, ni cómo se mueve la gente, entonces es muy peligroso que tú te subas a un carro, está prohibidisísimo manejar. Está prohibido tomar bebidas alcohólicas; está prohibido tener relaciones de cualquier tipo, por que si tienes alguna relación de noviazgo o algo así, es como si te apartaras de aprender la cultura, te apartas de tu intercambio y te concentras en un noviazgo, y por eso no está permitido; tampoco está permitido usar droga, obviamente. Son las cuatro reglas de oro que no puedes romper para poder quedarte de intercambio.

¿Usabas celular?
Sí, sí traía un celular porque es muy necesario y tus papás te lo dan. A mí me daban dinero para la escuela, en mi mochila no me faltaba un diccionario, un mapa, el celular, la tarjeta del metro, las llaves de mi casa y una tarjeta donde venía el teléfono, la dirección de donde vivía, el teléfono de mi papá y el teléfono de mi mamá, eso siempre estaba en mi bolsa, si no, no salía.

¿Y cuánto te daban de dinero?
Me daban 100 dólares taiwaneses que son 4 dólares americanos y con eso sobrevivía todo el día.

¿Y te lo daban de su dinero?
Ellos me lo daban de ellos, ajá. Cuando tú pagas tu intercambio te cobran esa cantidad que tú pagas al Club Rotario. Cada mes se te entregan 80 o 100 dólares dependiendo al país al que vayas. Entonces de la comisión que mi mamá real pagó me daban 100 dólares a mí, más lo que me daba mi mamá taiwanesa a la semana, que eran 500 ncs equivalentes a 15 dólares para pagar el camión.


¿Fuiste al cine?

Sí, es muy caro, me costaba yo creo como 15 dólares entrar al cine.

¿Y qué veías?
Películas americanas, las taiwanesas no las veíamos porque no les entendíamos.

¿Ni con subtítulos?
No, en inglés no tenían subtítulos en inglés, porque aparte que no les entendíamos, las películas taiwanesas son puras peleas y bien ficticias, de que anda un señor volando y con capas blancas y aventando polvos y no sé qué, películas muy extrañas, entonces creo que fui nada más tres veces al cine, porque estaba muy caro.

¿Y tienen animales domésticos?
Perros nada más, porque como son departamentos no puedes tener un animal y si tenías uno necesitabas tener una licencia porque lo tenías que sacar a pasear todas las noches, si no, no podías tenerlo. 

¿Y las casas como son?
Bueno, mi familia no era tan taiwanesa, su casa era ya muy moderna, era de tres pisos. Cuando llegue pensé que era una casa de astronautas, fue la primera impresión que tuve. Así como una casa de Star Wars, los muebles sin agarraderas, todo blanco, bien minimalista, los sillones bien chaparritos, y luego una pantalla súper delgadititititita. La paredes eran de vidrio, estaba muy moderna mi casa, muy moderna. Aunque las casas de mis amigos, algunas eran más taiwanesas, tenían pisos de madera y la mesita de té y casi todas eran de un piso. La mía era una casa normal pero con muchas cositas chinas, ya ves que en los mercados venden muchas cositas chinas, así entrabas, has de cuenta que entrabas a un mercadito chino y las mamás así tenían un chorro de buditas y de ranitas y de todas esas cositas y entonces era muy muy interesante.

¿Fuiste al teatro?
Si,  pero fui cuando no había presentación

¿Tu platillo preferido?
 Huy, un chorro, me gustaban mucho lo que son dumplings, no sé como se llaman en español, que son como empanaditas con carne, de harina. Me gustaba mucho el arroz frito, los noodles, la pasta de arroz que es, es los rice noodles y me gustaban mucho un pan que se llama mantou, no sé como se dice en inglés o en español.  Me gustaba mucho tomar té de leche con burbujas, que es a base de té verde, leche en polvo, azúcar y unas que son como gomitas, unas bolitas, te voy a cocinar ¿eh (risas). Esa era mi comida favorita.

¿Extrañabas a tu familia mexicana?
¡Huy! sí. Era lo que más extrañaba; me hacían mucha falta mis hermanos, porque aquí me despierto y buenos días, buenas noches, ¿cómo estás? y compartimos la comida y todo; y allá comíamos y todos calladitos, nada más así… escuchando los platos. Extrañaba a mi mamá y a mi papá también, pues porque… no sé, son base. Entonces, pues allá era mi mamá pero mi mamá era como la relación que yo tengo con mi abuelita, la mamá de mi mamá, era la relación que yo llevaba con ella, era como ¡Ay hola! como que siempre tenía que estar yo bien y siempre tenía que estar yo ayudando y siempre contenta y así porque no es mi mamá; entonces no puedo llegar enojada con una persona que de un día para otro le tengo que decir mamá, que de un día para otro me va a estar cocinando todos los días. Yo tenía siempre que estar como que ¡Ay! ¿en qué te ayudo? ¿Qué hago? Estoy feliz, y así no hacerle malas caras, era muy diferente a lo que es mi mamá. Y asi aprendí a valorar mucho porque te das cuenta que no tienes que tratar a la gente como si fuera visita. Yo decía ¡ay! no es posible que a ellos no los conozca, que tenga que aparentar ser mejor con ellos y en mi casa tener que ser una enojona, o no ayudar, o cosas así. Entonces ya cuando, cuando llegué, quiero creer (Risas), intenté ser diferente, como querer ayudar más y querer sentir lo mismo que sentía allá, sentirlo aquí. Allá me sentía como que tenía que hacer las cosas por que tenía que hacerlas, entonces quería como que aquí era mi obligación y allá era más porque… no sé (risas) no sé como explicártelo.

¿Y en algún momento se conocieron tus papás de allá y tus papás de acá?
Hablaron una vez. Lo que pasa es que los horarios tenían 10 horas de diferencia, o sea que a mis 6 de la mañana ellos estaban dormidos en su tercer sueño, y viceversa. Entonces cuando hablábamos era porque yo estaba desvelada o cuando mis papás iban a llevar a mis hermanos a la escuela. Y si hubo unas cuatro ocasiones creo, que mis mamás hablaron, platicaban poquito pero creo que nunca hablaron con mis papás, por que mi papás casi nunca estaba en la casa siempre andaban muy ocupados.


¿Y en qué hablaron en chino o en español?
En inglés, en un inglés mexicano y en un inglés chino, muy divertido. (Risas) Muy interesante conversación.

¿Qué más Estefany?
¿Qué más te digo? Bueno aparte de que estuve en Taiwán de intercambio, me fui con una de las que fueron mis mejores amigas, una niña de Colombia que se llama Juanita, entonces con ella me fui a conocer Tailandia, Singapur y Malasia,  nos quedaban muy cerquita de Taiwán y nos fuimos por 20 días y conocí lo que fue la cultura tailandesa también, muy diferente de la taiwanesa. Era como comparar Brasil con México, has de cuenta, como que la cultura es parecida, es similar pero no era lo mismo. Yo antes veía a todos los de ojos rasgados y decía, todos son chinos y ya cuando estuve allá dije ah! estos son tailandeses, taiwanes, japonés, de China, como que me acostumbré a verlos y hoy sí los puedo diferenciar. 
La cultura tailandesa es muy diferente. Ellos tienen unas playas muy bonitas, fuimos a unas playas que se llaman Pi Pi Islands y pues para mí ha sido la playa más bonita que he visto; buceamos, con peces de todos colores, anduvimos ahí por diferentes partes de Tailandia, fuimos a Singapur que es un país muy rico económicamente hablando. Singapur es una ciudad - país, porque está súper chiquita, nada más es la ciudad Singapur y tienen también unas reglas muy estrictas de no puedes masticar chicle en las calles, no puedes andar gritando, y es considerada la ciudad más segura de todo el mundo, y está muy moderna, muy padre. No te puedo platicar mucho de Singapur por que estuvimos ahí tres días nada más y más bien anduvimos corriendo de museo en museo y conociendo ahí un poquito. Y fuimos a Malasia y en Malasia nada más estuvimos dos noches y conocimos las Torres Patronas y estuvimos ahí en el hotel porque ya estábamos muy cansadas (Risas).

¿Si tuvieras la oportunidad volverías a los mismos lugares?
Volvería a Tailandia y a Malasia si fuera con mi familia; volvería a esos dos lugares de los tres que visité y a Taiwán, obviamente sí volvería muchísimas veces, todavía muchas, muchas, muchas veces más.

¿En lugar de ir a otros lugares?
Sí. Yo me quedé con ganas de que fueran mis papás para compartirles porque así como te lo estoy platicando no es tanto lo que yo observé ni lo que yo viví, me hubiera encantado que estuvieran allá para explicarles todo, para que lo vivieran tal y como yo lo hice. A Tailandia volvería porque las islas son preciosísisisisimas y a Singapur por que también es una cultura muy interesante, bien padre los tres. No me arrepiento nada, estoy muy contenta con lo que pasó, aprendí muchas cosas y es una experiencia inolvidable para contar siempre, yo creo.

¿Cómo fue el regreso a México?
Cuando nos regresamos volvimos a vivir lo mismo, porque cuando yo regresé aquí a México fue como empezar otro intercambio, has de cuenta… empezar desde cero a reintegrarme, exactamente así es, batallé también con el español poquito porque cuando llegué me tocó hacer exámenes para la universidad y estaba bien difícil estudiar, (risas) por que no entendía mucho, no entendía el español. No, no tanto que no le entendía pero mi cerebro estaba acostumbrado a estar escuchando chino y el inglés de los intercambistas luego llegando me metían palabras de geografía, anatomía del cuerpo y tenía que leer las oraciones como cinco veces para que me entraran en la cabeza. Y luego fue reintegrarme aquí con la familia, era la hermana mayor, que tenía que hacer esto, que tenía que hacer lo otro, y tenía otra vez que estar bajo unas reglas porque allá pues tenía las reglas de mi casa, no, más bien no tenía reglas,  exacto, exactamente. 

Bueno Estefany pues muchas gracias, te agradezco mucho tu tiempo y que hayas aceptado compartir tu experiencia conmigo.
De nada. Me gustó mucho.