miércoles, 28 de noviembre de 2012

MARIA DOLORES GUADARRAMA : FORJADORA DE LA PALABRA



María Dolores Guadarrama es una de las poetas chihuahuenses más importantes del Siglo XX.  Ella ha tenido el privilegio y la fortuna de visitar varios paises, entre ellos Chile y Perú, como embajadora cultural de buena voluntad, logros que debe a su excelente poesía. María Dolores Guadarrama además de escritora es empresaria y promotora cultural, conózcala en esta semblanza a vuelo de pájaro.

¿QUIÉN SOY?
Me llamo María Dolores, más María que Dolores; soy Guadarrama por mi padre y Orozco por mi madre, aunque el verdadero apellido de mi madre es Drech, por razones que no conozco a fondo ella  nunca lo uso. Nací en Cuauhtémoc, Chihuahua, antes San Antonio de los Arenales, un viernes 13 de junio  a las 6 de la mañana.

¿CÓMO SOY?
Desde que me conozco he trabajado mucho, he luchado por la dignidad y la belleza, amo la belleza, considero que el honor es una parte fundamental en los seres humanos, y el respeto por los derechos de los demás es sagrado. Amo la naturaleza entrañablemente, amo los pájaros y soy amante de su libertad, no me gustan las peceras ni las jaulas, ni las intrigas, estoy en contra del abuso cualquiera que   sea su presentación, no me gustan los chismes y si me acusara de algo diría que soy muy selectiva. Me gusta cumplir lo que digo, y sufro lo indecible cuando descubro cuán vulnerable me siento cuando me siento traicionada.

¿MI OFICIO?
Me dedico a la mediana empresa, a leer para espantar el sueño que siempre me asecha, y a escribir poesía; me gusta reseñar libros y practicar ensayos. Trabajo por mi cuenta; desde muy joven me dedico al comercio, al diseño y venta de joyas en oro y plata, aunque en los últimos años he dejado un poco el diseño, ya que por estas fechas no es tan costeable por el exagerado precio de los metales. Generar empleos es muy satisfactorio, formar jóvenes en mi empresa ha sido desde que me acuerdo un reto difícil, abrumador en ocasiones y hasta complicado, la materia humana es  delicada, ser jefa y compartir el cargo en mi caso con mi socio y compañero de vida no ha sido sencillo. 

Sacar adelante una mediana empresa que libera trabajo para muchas familias: empleados directos e indirectos, proveedores, joyeros, talladores, gambusinos, mineros, compradores y vendedores por nombrar algunos, es una  tarea ardua  pero  satisfactoria. La otra cosa también es delicada, porque hay que trabajar algunas veces con la trivialidad y otras con la finura; la precepción de una piedra preciosa de una joya en verdad, la precisión de la belleza en el destello de una gema o la vulgaridad de otra; la satisfacción que provee al cliente un anillo de bodas o unos pendientes que halagan el buen o mal gusto del que se vaya a festejar, o bien sea para sí mismo. Ver el brillo de la satisfacción de los ojos del otro cuando se ve complacido por eso que no es esencial para vivir, lo hace inmensamente feliz. Me refiero por supuesto a una joya. 

Desde hace mucho tiempo me dedico también a la promoción cultural independiente y he desarrollado muchísimos proyectos a lo largo de mi vida, ahora mismo presido el grupo “Luces en la Ciudad” que acaba de desarrollar las Jornadas Culturales en Ciudad Cuauhtemoc, donde la pluralidad en cuanto al desarrollo del quehacer humano es definitivamente muy importante, de tal manera se trabajó para la presentación y representación  de Teatro, Música, Exposición Plástica, Literatura, Ecología Filosofía e Historia, entre otras actividades culturales.


¿LA LITERATURA?
En el campo de la literatura no he publicado tanto,  algunas antologías y memorias que se han hecho en encuentros, en algunas revistas nacionales alguna internacional, una plaquet en 1994 que editó la Universidad Autónoma de Chihuahua Molinos de VientoQuinteto para un pretérito, una antología de la Colección Solar del Instituto Chihuahuense de la Cultura y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, en el año 2000; e Hipérboles para una arpía en el 2003, libro de poemas compartidos con el Poeta Edgar Saavedra del Estado de Oaxaca,editado por Carteles Editores de la ciudad de Oaxaca.

¿PROYECTOS NUEVOS?
Sí, tengo muchos proyectos, pero estos viven ahora en mi corazón, y como una madeja se van deshilando poco a poco para tomar nuevas formas. Creo que no es el momento para decir todavía lo que con gran esmero va tomando forma en mi mente y trasformando mi entorno.

¿UN MENSAJE?
Si yo tuviera la oportunidad de transmitir un mensaje a los demás, quizá sería querer, amar, amar hasta el tuétano, y ser honrada para poder llegar sin piedras en el zapato al lado que nos toque llegar.


Gracias por pensar en mi Carmen, por tomarte el tiempo y la dedicación de querer saber sobre esta mujer que vive en mí; siempre he creído que soy una extranjera de paso por el mundo y con tanta suerte que alguien como tú quiera saber de mí. Por último diré que en este viaje he aprendido a amar la cocina, y me declaro jardinera.



©Fotos y entrevista Carmen Amato

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada