sábado, 1 de diciembre de 2012

CECILIA PEGO, INCANSABLE VIAJERA POR MUNDOS FÍSICOS Y MUNDOS INTERIORE



 © Foto Carmen Amato

Hola Cecilia,  ¿cómo harías una presentación de Cecilia Pego por Cecilia Pego?
Bueno, me presentaría como una artista gráfica, una exploradora, una viajera y bueno, aventurera, es como quisiera ser concebida, básicamente.

¿A qué te dedicas, Cecilia?
Me dedico a la literatura y a las artes gráficas, aunque creo que soy más artista visual definitivamente, pero no puedo dejar de contar historias a través de mis imágenes, entonces también definitivamente la literatura es una parte primordial en mi vida y yo creo, no sé, será que estoy intentando hacer cine. Tal vez en el futuro quisiera hacer cine, ya, este, dentro de una década; pero básicamente soy una narradora visual, creo que a eso es lo que siempre he hecho.

¿Cine con actores o cine animado?
Con actores,  no animación, creo que ya he sufrido mucho por mi oficio, el estar dibujando, definitivamente me gustaría explorar algo nuevo, quisiera que mis novelas gráficas fueran hechas por un director competente.  Aunque tengo mucho antojo de hacer cine auto indulgente a través de un actor, me encantaría conocer un actor y nada más darle como pautas. Me encantaría hacer cine experimental en el futuro.

¿Y lo qué te gustaría es dirigir o llevar tus obras a la pantalla?
Si, unas, mis libros, me encantaría vender los derechos y que un buen director  hiciera cosas extraordinarias con ellas porque yo no tengo las habilidades definitivamente, para mí sería un género nuevo, eso por un lado, quisiera que mis novelas gráficas las hiciera gente competente, incluso el guión porque tienen más experiencia. Pero por otro lado, quisiera no ser tan cuidadosa, quisiera hacer cine desde el punto de vista artístico completamente, desde una perspectiva no tan cuidadosa como cuido mis novelas gráficas, sino completamente experimental y ser directora, de alguna manera ser directora y tal vez hasta camarógrafa. Creo que sería un cine donde el actor sería muy importante por que le dejaría toda la libertad  de acción, nada más le daría una pauta de la estructura de la historia y lo dejaría que hiciera lo que le diera la gana. Me dan muchas ganas de hacer eso porque es como ver a un personaje en acción solito, dejarle solo, me encanta ver la evolución de mis personajes.  Todas mis historias están basadas en personajes y hay actores extraordinarios que se posesionan del personaje y me encantaría darle nada más el perfil y dejarlo ser.


En tu presentación, cuando estabas compartiendo tu novela gráfica y hablabas de siete capítulos, en un momento dado pensé en Harry Potter, pensé que tal vez tu novela gráfica tendría esa posibilidad ¿hay alguna inspiración en esta obra?
No,  por qué Harry Potter, son temas diferentes. Bueno me encantaría tener el éxito de Harry Potter pero no, creo que Harry Potter apela a la mayoría de la población que son niños, no creo que Cecilia sea muy para niños, pero me fascinaría la posibilidad de que alguien, se interesara por los derechos, y me encantaría verla.  Exilia  sí es para cine y creo que un buen director haría cosas  maravillosas y podría ampliar la historia  y además yo les daría  manga ancha para que lo hiciera, que basara nada más en la historia probablemente en dos o tres cosas de mi paleta y de mi arte, pero me encantaría verla; incluso que se escribieran historias con otros guionistas a partir del personaje, yo adoraría eso. De siete libros que tengo probablemente es eso lo que se podría hacer, además existe el hecho de que ya la mayoría de las historias están siendo seriadas y no creo que sea una moda yo creo que es como la manera inevitable de narrar en estos tiempos, un poquito como regresar al medieval, los trovadores que dan la historia sin fin, creo que es inevitable escribir así y estoy siguiendo la misma tendencia, pero si me encantaría tener éxito, pero a ver qué pasa. Si me encantaría que un director tomará el proyecto.

Cuéntame ¿qué has hecho o qué ha pasado con tus personajes desde que te fuiste de Juárez?
Desde que me fui de Juárez, bueno, en el momento en que me fui de Juárez  realmente dejé de hacer historieta, y dejé de hacer caricatura política.  Dejé de publicar totalmente, ya no tuve la imaginación para hacer más crítica política. Realmente la caricatura política me pareció limitante de manera creativa y decidí que ya como reto tenia que dejar la seguridad de la línea y del blanco y negro y meterme en el color y en la pintura. Entonces me metí de lleno a aprender acuarela y óleo y eso cambió radicalmente mi estilo de caricatura, sigue siendo dibujo pero ya no es tan caricaturesco, fue la manera, el hecho de manejar color yo creo que me obligó a meterme en la ficción. Creo que dejó de ser un trabajo intelectual y mental para convertirse en un trabajo más sensual, emocional y me obligó a hacer introspección y a meterme a mi mundo interior. Entonces de alguna manera yo digo que la caricatura política hace veinte años exploraba el Poder a través de la imaginación, y a través del tiempo evolucioné a la ficción, al arte, al color para explorar el poder de la imaginación. Encontré en la ficción y la fantasía, la verdadera libertad de pensamiento y acción y decidí que el análisis político era realmente limitante, que mi función como artista iba a ser más apreciada no en analizar este mundo sino en concebir nuevos mundos, en ampliar la conciencia. Se me hacía limitante estar reaccionando a las necedades de los políticos, me parecía que no se exploraban cosas nuevas y decidí que la fantasía era el camino, era un camino más revolucionario y rebelde. Entonces de alguna manera intenté hacer pintura, pero noté que la pintura repetía personajes, de allí yo creo que nació Exilia, su físico, y además no podía evitar poner textos, entonces dije, no tengo que evitar esto, porque me parecía muy elitista la pintura. No me gustó cuando la gente empezó a comprar mis cuadros y sabia que nada más iban a ser vistos en su casa, yo dije no, tengo que regresar a los libros. Fue como un laberinto, como un espiral, regresar a los libros, a publicar, pero esta vez hacer historieta aunque de manera más sofisticada, como una novela gráfica, utilizando elementos de la pintura y el hecho de que fuera un poquito más masivo. Entonces fue como un poco regresar a mis inicios de la caricatura política a través de la pintura y ese ha sido el viaje durante estos últimos 20 años.
Foto tomada de facebook con autorización de la autora

Ahora si que te podría decir ¡Hola Cecilia! ¿Hace cuantos personajes que no te veo? (risas).
¡Hay! qué buena pregunta, me encanta.  Bueno, fue en el 90, inicié con Sardonia y su perro Chamuco que básicamente es Sardonia y a mí me encanta que en el título lleve el perfil psicológico y la historia, Sardonia en su mundo sarcástico y Chamuco hablando de los demonios propios y ajenos. Después comenzó Sarcásticus y su gato Tabú, en Semanario también Ciudad Juárez. El doctor Sarcásticus y su gato Tabú era un filántropo que al tratar de hacer obras de caridad desembocaba en desastres ecológicos y genocidios y todo eso. De ahí poquito después nace Terror y Tabú que los publiqué en la Jornada, en Las historietas de la Jornada. Terrora ahí viene todo el nombre, una terrorista free lance internacional, adicta a la adrenalina y a sus amantes sociópatas y su gato Tabú que es un piraña, una combinación entre piraña y gato. Y después, bueno, nace Madam Mactans, asesina serial de asesinos seriales, que es una psicópata que nada más es capaz de enamorarse de asesinos seriales pero ella termina matándolos. Y después nace Exilia, ya es mi personaje más evolucionado, tranquilo y maduro que vaya, Exilia es una exploradora de mundos fantásticos pero del mundo interior y de alguna manera pues si refleja bastante mi necesidad ahora de hacer mucha introspección. Yo creo que en los personajes hay una evolución, desde el principio con Sardonia de explorar la oscuridad en los demás y en Exilia de explorar la oscuridad propia.

¿En qué te inspiraste para crear a Madam Mactanz?
Madam Mactanz de hecho se inspiró en una historieta que hice con Terrora, donde Terrora una amante de asesinos seriales descubre que ya tenía otros novios asesinos seriales y allí es dónde descubrí el término “asesina serial de asesinos seriales” y así se quedó y un buen día  -a mi siempre se me ocurren los personajes cuando de repente me dicen, “te abrimos espacio en esta publicación, tienes tantas paginas” y de repente abro las compuertas y sale un personaje. Yo creo que es lo que quiero explorar y en ese momento, no sé, Mactanz nació de repente, dije ¿de qué hago un cuento? y se me ocurrió.  Pensé,  “sería bueno por que va a hacer esto que dejé pendiente con Terrora pero que no venia al caso con ella por que no era precisamente su perfil, Mactanz era una terrorista. Dije,  “vamos a hacer este personaje extravagante” y cada historia es un amante y resultó muy exitosa. Me divierte muchísimo hacerla y es parte del universo de Exilia, es uno de los personajes secundarios aunque ya está cobrando más relevancia, porque todo el mundo se identifica con un villano o villana.

¿Te has inspirado para hacer tus historias en programas de televisión? Por ejemplo ese de la asesina serial de asesinos seriales, ya que hay una época en la que  mucha de la programación en televisión y cine tiene que ver con temas de ese tipo.
Si como no, si era parte yo creo que de la época que estaban de moda definitivamente, yo también quise hacer mi personaje, tanto de película, no tanto de televisión, pues Hannibal siempre me gustó, pero definitivamente cuando la hice si estaba ese tipo de personajes muy presente y yo quise hacer mi colaboración. Este lo hice antes que Dexter ( si es femenina por qué Dexter) bueno es asesino de… no precisamente de asesinos seriales, pero si de asesinos de asesinos seriales, pero sí fue la época, en realidad yo creo que era lo que estaba en el subconsciente colectivo y bueno esa fue mi contribución.

Me llama la atención que el personaje sea una mujer, pero también que la mujer resulta ser más astuta que todos los victimados.
Más astuta o más, si, más astuta pasivamente, porque dije, “si es una mujer tiene que ser con modos femeninos, tiene que ser muy femenina”. Entonces en realidad y muy subconscientemente es muy de dejar al hombre solito … y es astuta por que ella no hace nada, nada más los deja solos; yo veo a Madam Mactanz como la diosa Khali hindú, como la madre naturaleza, la parte oscura a la que todos somos atraídos, y de alguna manera estos hombres se enamoran perdidamente de este ser femenino que es vida y muerte, y ella es como una diosa que une los contrarios: placer, dolor, muerte, vida y además es irresistible.  Entonces es una celebración también del arquetipo femenino, la parte oscura poderosísima que tiene todo en si, son todos los contrarios en ella, entonces es una celebración de eso y veo que tanto a hombres y a mujeres les gusta; las mujeres porque se sienten enpoderadas de alguna manera y los hombres porque realmente se sienten atraídos. Entonces yo creo que es la representación de esta parte oscura, no mala, de la naturaleza, irresistible que refleja lo que eres y por eso terminan los asesinos pues, dándose en la torre ellos solitos porque ella nada más deja, intensifica todo. Es un reflejo de lo que eres, en ese sentido por eso terminan muriendo. Si, es en cierta manera como el poder femenino ¿no?.

¿Cómo se ha transformado tu obra con el tiempo, personajes, temáticas y contenido?
Si, si, si, en contenido definitivamente fue de lo político a la ficción y eso fue un poco por que yo creo que de joven me interesaba… no sé, yo creo que proyectaba mis propios demonios en el exterior, era una manera de analizar pero era un poquito subconsciente, todo lo que, digamos, me intrigaba el poder, la oscuridad lo proyectaba en los políticos; creo que con el tiempo he venido integrando eso en mi, reconociéndolo en mi y queriéndolo explorar desde adentro. O sea, todo eso que está en los políticos, en el sistema político de alguna manera está también dentro de mí y fue como de un viaje, como de analizar de lo externo a lo interno, de lo político a lo personal. También yo creo que fue un gran viaje de hacer un trabajo intelectual y muy mental a algo más personal y emocional y sensual en el sentido de que antes era la línea y los blancos y negros contundentes, yo usaba pura línea y blanco y negro, entonces también fue una evolución usar volúmenes, texturas, colores y eso cambio mucho también mi percepción del mundo porque empecé a usar el lado izquierdo del cerebro. Porque parece mentira, o sea el escribir texto es usar una parte del cerebro y con el dibujo empecé a usar otra región de mi cerebro más, y eso cambió mucho mi percepción del mundo. Entonces fue irme a otro lado más sensual, emocional, introspectivo. Y otra cosa también, bueno, que al principio era muy verborreica, usaba mucho texto, mucho sobre explicaba, en el dibujo llenaba los espacios, los atiborraba y después empecé con la edad a descubrir, a usar los silencios para decir cosas, el usar el espacio negativo también en las composiciones, el ritmo, hacerlo más lento y básicamente yo creo que ese fue el gran cambio.


¿Tú sientes ese cambio en tu trabajo también en tu persona?  ¿Cómo que te has transformado en otra mujer?
Si, totalmente, definitivamente, más joven cuando hacía ese trabajo creo que reaccionaba más fácilmente a las cosas, a cualquier cosa y visceralmente. Era muy rápida a prejuzgar, juzgar, a hacer análisis, crítica, tener defensas mentales; con el tiempo empecé a ser más paciente, introspectiva, a ver las cosas, simplemente observarlas con desapego.  Al no tener esas defensas y prejuicios me descubrí cosas nuevas y también pude ser capaz de ver situaciones terribles a mayor profundidad; yo creo que me hizo más empática, más sensible, fue posible para mi explorar las cosas a profundidad porque el análisis y el prejuicio hace que uno luego luego dictamine algo y no profundice en los temas y sobre todo si da juicios de valor, se olvida uno de la dimensión emocional, subconsciente. Entonces creo que me volví más tolerante y capaz de explorar cosas de manera más profunda. Sí me cambio.

¿De tus personajes de todos los tiempos existe un personaje favorito para ti ?
Si yo creo que es, bueno Mactanz me encanta pero sobre todo porque a veces es  más interesante que a quien va a matar, lo que se va a poner. Me encanta su vestuario es de alguna manera quien quisiera ser yo. Pero hay un personaje de
El universo de Exilia, Exilia es totalmente yo. Pero hay un personaje que no es que sea mi favorito sino que siento que soy yo, que escribí la novela gráfica por ese personaje, no lo he mencionado mucho en las presentaciones pero es el Padre Uriel que es la némesis de Exilia y es el personaje que creo habla más sinceramente de realmente de quien soy yo. Bueno, es un villano pero creo que es mi personaje favorito y siento que es el personaje principal de mi novela gráfica aunque no lo mencione, pero yo creo que eventualmente va a ser el más popular porque todo el mundo prefiere, adora las Némesis y a los villanos. Ése sería mi personaje favorito, bueno y el gato Tabú,  porque el gato Tabú no dice nada, no hace nada pero lo veo y me da muchísima risa y este será una parte mía muy primitiva que tengo y es simpatiquísimo.

¿Has publicado libros?
E: Si me han publicado libros de  antologías, han sido recopilaciones, pero este sería el primer libro que realmente es una obra escrita, o sea, que es una novela de ficción más o menos larga que voy a publicar, que no es tan corta como una historieta o un cartón. Será mi primera vez.

¿Qué puedes decir de este libro?
Bueno, pues Exilia es un trabajo más personal, en el nombre viene un poco la explicación del personaje este, es un personaje que se encuentra en exilio constante por que hace viajes a mundos fantásticos y de alguna manera siempre se siente como expulsado, alejado de su propio mundo, del mundo exterior, es una serie, está escrito en primera persona, son los diarios visuales de sus expediciones. Y este es el primer libro, va a ser una saga de siete libros, y cada libro va a hablar de un viaje a uno de estos mundos fantásticos y básicamente aquí si el texto esta este sujeto a las imágenes. Más bien quería que las historias o la gente viajara a través de las imágenes y tiene muy poco texto, pero si es una historia completa. Bueno,  en cada uno de los viajes el personaje tiene una evolución de principio a fin y tiene un romance, un triángulo amoroso y la confrontación con su Némesis, pero eso es a través de los siete libros.

En el mundo de Exilia ¿existe la felicidad?
Sí, de hecho soy de hablar mucho de cosas muy oscuras pero no soy trágica a pesar de las cosas más trágicas y oscuras en el mundo de Exilia, Exilia es como mi visión del mundo, creo que todos mis personajes salen victoriosos, nunca son víctimas.

¿Qué quiere Exilia de la vida?
Asombrarse, reencontrarse a si misma; sin embargo Exilia quiere reencontrarse a si misma escapando de ella misma y tiene miedo a la locura. Lo que quiere probablemente es pertenecer a un lugar, pertenecer a un grupo, por eso en el nombre está como expulsión, exiliada, explorar, es lo que quiere, ella probablemente quiere explorarse, viajar, pero también siente que es expulsada. Entonces es también una ambivalencia entre que sí quiero viajar pero me corren, entonces es la ambivalencia entre pertenecer a un mundo pero viajar, que es lo que yo siento en mi vida, por eso me he mudado tanto, pero sobre todo también está como expedición, explorar, entonces yo creo que es esto de encontrar un lugar en el mundo y de reencontrarse y de escapar de ella misma.

¿Y Cecilia Pego qué mundos ha explorado?
Pues soy muy viajera, soy muy pata de perro, se me hace significativo haber escrito Exilia en Australia, ahí desarrollé toda la obra y me parece significativo por que gracias a que fue en un lugar aislado pude ver a México desde otra perspectiva estaba hasta en otro tiempo. Esta un día adelantada me sentia como si estuviera viviendo el futuro, estar tan lejos de casa me sirvió para ver las cosas desde otra perspectiva. Me sentía como si fuera un fantasma, porque cuando hablaba con mis amigas, hablaba a deshoras y la verdad es que mi gran obsesión es viajar y estuve viajando por toda esa zona y me gusta mucho viajar físicamente pero también me gusta mucho el viaje espiritual. De hecho Exilia nació la primera vez porque me dieron mucha envidia los exploradores del siglo, antes de las cámaras fotográficas y que pudieran realmente descubrir lugares que nadie había visto y que hacían sus diarios visuales y yo creo que fue en ese momento cuando realmente sentí envidia porque se me hacía el mundo muy explorado con cámaras y yo quería hacer algo así; y Exilia de alguna manera nació por esa envidia de decir, “bueno pues voy a crear algo, mundos que no han sido vistos, me voy a inventar un tipo de mundo, que en este caso, son las conciencias de doce místicos las que Exilia explora, porque quería sentir esa sensación de asombro y que nadie antes haya visto eso”. Pero eso implica claro salir de casa y alejarse y un sentimiento un poco de alineación y de escapar de uno mismo pero ¿para qué? Para reencontrarse con uno mismo y para regresar a casa y ese es el tema.

¿Y has regresado a una de tus casas, cómo la encuentras, cómo la viviste en el exilio, qué diferencia hay entre aquello y esto, cómo te sientes?
Si, pues… no había pensado en Juárez, un poco por que me daba miedo regresar por lo que estaba pasando, pero en cuanto recibí la invitación me dio mucho gusto. Lo que me dio mucho gusto es que a pesar de que todos mis amigos estaban preocupados por mí, de que me cuidará y todo, en cuanto el avión tocó  la pista sentí una gran paz y tranquilidad y felicidad y de manera inmediata, en cuanto empecé a recorrer las calles del aeropuerto rumbo al hotel sentí una gran paz y me dio mucho gusto eso y me sentí reconciliada con la ciudad. Yo quería venir un poco para darle las gracias por que aquí me inicié profesionalmente, empecé a publicar profesionalmente y afortunadamente, no sé describirlo, no quiero pensarlo mucho, lo único que puedo decir es que mi cuerpo sintió, vibró con armonía con la ciudad y sentí, he sentido durante todo el viaje una gran paz espiritual, la veo cambiada, un poco abandonada, sin embargo veo muchos esfuerzos, la nueva facultad de artes plásticas, la gente participando, un poco abandonados ciertos lugares, pero la gente dispuesta a hacer cosas y supongo que es nada más una fase que va a florecer en el futuro. Pero me siento en paz aquí y siento que va a haber cosas buenas.


La última pregunta ¿cómo te visualizas tú en cinco años y cómo visualizas a tu personaje Exilia en cinco años?
En cinco años, bueno espero que sea un gran éxito y que ya esté en cine y que ya estén produciendo la primera o la segunda película, espero no tardarme mucho y esté en el tercer libro. Me veo haciendo el tercero o cuarto libro y yo pues mucho más viajera (risas), más alocada, me veo viajando mucho, quisiera viajar mucho o quisiera que esa fuera mi máxima prioridad para hacer estos libros y me veo haciendo los libros de Exilia viajando, llevándome mi restirador portátil y haciendo estos viajes interiores mientras hago los viajes exteriores, es como quisiera estar.

¿Te gustaría agregar algo que no se me haya ocurrido preguntarte?
Me hiciste muy buenas preguntas, no ¿qué otra cosa? No, estuvo genial (risas).

Bueno te agradezco mucho tu tiempo.
Muchísimas gracias Carmen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada